NUESTROS PRECIOS

Si tienes algún problema de electricidad en tu vivienda y buscas un electricista que sea barato, te vamos a dar algunas pautas para que puedas contratar a un profesional en función de sus servicios y tarfias, aunque por supuesto, como no todo el mundo tendrá el mismo problema, los precios de la instalación también van a ser distintos.

Problemas generales de electricidad en un domicilio

Hay varios problemas que normalmente tiene una vivienda en referencia a la luz y cada uno va a tener una manera diferente de solucionarse por lo que la tarifa del profesional también será más cara o más barata.

Entre los problemas más habituales se encuentra la reparación de un enchufe averiado que puede salir por 50 euros. También es bastante normal un cortocircuito que saldrá por unos 300 euros, la instalación de un punto de teléfono que costará alrededor de 50 euros, abrir un punto de luz serán 50 euros por hora, revisar la instalación eléctrica cuesta 70 euros y colocar un cuadro eléctrico entre 350 y 450 euros.

Dependiendo del tamaño de la ciudad los electricistas cobrarán una tarifa u otra. Por ejemplo en Madrid pueden cobrar entre un 20 y un 25% más caro en en otra ciudad de España. También el precio del servicio total dependerá de diferentes factores y del problema que se tenga. Si se necesita con urgencia un electricista, puede llegar a cobrarte un suplemento de hasta 60 euros. También hay que tener en cuenta el tipo de problema y la distancia, así como el IVA que se añade a la factura.

El electricista también puede llegar a cobrar por horas en lugar de por trabajo realizado, por lo que hay que tener en cuenta que una hora del mismo puede llegar a salir por 60 euros sin incluir los materiales, la urgencia y otros aspectos.

Consejos para contratar electricista

La mejor opción a la hora de contratar un electricista es buscar por internet y llamar a esos anuncios que aparecen en el buscador que hayas elegido. Comienza llamando a tres o cuatro y si ningún te convence, continua llamando para quedarte con el que te haya ofrecido un presupuesto con un precio medio. Evita contratar al más económico puesto que suelen ser personas que no están dadas de alta en la seguridad social o aprendices, además los materiales que usen puede que no sean de gran calidad.

Cuando hables por teléfono con ellos pide que te dejen claro el precio final con el IVA incluido y todos los servicios extras como desplazamiento, urgencia, materiales, nocturnidad si la hubiera, etc., así como si van a cobrar por horas o por trabajo.

A la hora de darte la factura, ésta tendrá que tener los gastos detallados y desglosados y todo con su IVA correspondiente. Es muy importante que te la den ya que posteriormente podrás reclamar a tu seguro de hogar la devolución del dinero.