Cuando renovar las instalaciones eléctricas

La energía eléctrica depende del desarrollo económico y la productividad de un país. Esta desarrolla empleo del cual nos beneficiamos todos los habitantes del planeta. La energía eléctrica proviene de fuentes naturales renovables y no renovables. La energía eléctrica que es generada por fuentes renovables como la eólica o la solar es muy costosa, pero las generadas por fuentes no renovables como el petróleo, gas natural o el carbón, son más económicas.

Entre los beneficios que nos aporta la energía eléctrica esta que es fácil transportarla y distribuirla; es económica, fácil de conseguir; su uso es múltiple desde  maquinarias de fábricas, sistemas de calefacción, enfriamiento, iluminación; se puede almacenar en depósitos como pilas, baterías que al conectarlos a dispositivos como teléfonos móviles, tabletas, ordenadores, funcionen sin estar conectados, es decir, de manera independiente.

Lo que se mencionó previamente debe hacernos reflexionar ya que es necesario adquirir los conocimientos de las modificaciones que debemos hacer en nuestras viviendas y sus instalaciones eléctricas; la energía eléctrica es indispensable en la mayoría de las tareas del hogar, por ello son importante los cambios que se realizaran en las instalaciones. Tenemos muchos motivos que nos motivan a hacer estos cambios en el cableado y en las instalaciones en nuestros hogares; esto es más que todo por motivos de seguridad, para disfrutar de un servicio eléctrico más eficaz. Además, para evitar el riesgo de incendio o de electrocución; tal vez su vivienda vaya a necesitar más tomas de corriente, iluminación, más electrodomésticos y por lo tanto mayor potencia eléctrica.

Determinar el cuadro para distribución

El sistema eléctrico de cada hogar tiene cuadro de control o tablero eléctrico y distribución; si este se daña debe ser arreglado o remplazado por un electricista autorizado. Los circuitos eléctricos deben dividirse de acuerdo a su uso: iluminación, tomas de corrientes para electrodomésticos como: licuadora, tostadora, ayudante de cocina, batidora y otros más grandes como lavadora, neveras.

Establecer el cuadro de distribución o tablero deben estar controlados por interruptores automáticos (PIA), los cuales interrumpen el flujo eléctrico automáticamente si se produce un corto circuito o un alza de voltaje en la vivienda, vale la pena saber que todos estos circuitos están conectados a un interruptor general el cual normaliza la energía en la vivienda.

Como sabemos la cantidad de energía eléctrica a instalar en una vivienda

El tamaño de la vivienda es la variante que se debe considerar, también como el número de equipos electrodomésticos que existan, aparato de calefacción o de aire acondicionado. La potencia tiene su límite, no debe bajar de 5750vatios ni sobre pasar los 230 W; hay estimaciones las cuales nos dicen cuántos puntos eléctricos se necesitan en una vivienda (bombillas, neveras, plancha, lavadora son de 4,6 KW; pero otros aparatos como hornos eléctricos, secadora de ropa, cuya energía necesaria seria de 7 KW; si es sistema A/A necesitaría hasta 9 KW.

Cuando se pueden renovar las instalaciones

Las renovaciones dependen del mantenimiento que se les haya hecho, aunque algunos técnicos dicen que cada 10 años; siempre hay que observar si la instalación es empotrada o si es superficial, de que material esta hecho, si las tomas de corriente están bien sujetados a la pared, si no existe olor a cable quemado; estos pueden ser indicadores para una pronta renovación.

Instalaciones empotradas en la pared o superficiales

Las empotradas van colocadas en tubos corrugados los cuales van metidos en canales dentro de la pared tapados con yeso o cemento y pintados; las instalaciones superficiales quedan dentro de tuberías, pero estas van por fuera de la pared, la ventaja de la superficiales es que al haber una avería no hay que romper la pared para corregirla, estas se desconectan se hace la corrección y se ponen de nuevo en su lugar.

Instalaciones de baños y cocinas

Las lámparas, enchufes, tomas de corrientes no se recomienda colocarlos donde haya poca humedad. Del mismo modo las instalaciones de la cocina donde cada punto eléctrico debe colocar en el lugar más conveniente y tomando las prevenciones necesarias para evitar accidentes.